jornada diaria

El Tribunal Supremo ratifica que las empresas no están obligadas a llevar un libro registro con la jornada diaria de sus trabajadores

El Tribunal Supremo ha dejado claro en su sentencia de 23-3-17 que la obligación del artículo 35.5 del Estatuto de los Trabajadores no implica que las empresas estén obligadas a llevar un libro registro de la jornada “ordinaria” de sus trabajadores. Dicha obligación se refiere tan solo al control mensual de las horas extraordinarias.

Una consecuencia de dicha sentencia será que la inspección de trabajo no podrá requerir a las empresas a la presentación del libro de jornada diaria, en lo que se refiere a la jornada ordinaria de trabajo.

El Tribunal Supremo subraya que “conviene en primer lugar recordar e interpretar la norma en la que se funda la obligación impuesta a la recurrente por la sentencia impugnada, esto es el artículo 35 del ET que, bajo la rúbrica de horas extraordinarias, regula qué se consideran horas extraordinarias, su retribución, número máximo que se pueden realizar, forma de computar su realización, descanso compensatorio, su realización voluntaria y excepciones a esa regla”.

Recuerda el Tribunal Supremo “que el deber de registrar la jornada laboral se contempla al tiempo de regular el legislador las horas extraordinarias (título del estudiado artículo 35) y no la jornada laboral ordinaria, el tiempo de trabajo, lo que es relevante por cuanto el diferente encabezamiento de cada artículo indica que el legislador constriñe el deber empresarial que nos ocupa al registro diario de las horas extras, por cuanto de ser otra su intención habría incluido esa disposición en el artículo 34 que regula la jornada ordinaria”.

 

Comenta el artículo con tu cuenta de Facebook

comentarios